lunes, 17 de junio de 2019

Lo que se echará de menos estos cuatro años...


Ahora, cuando empieza a arrancar la nueva legislatura, no puedo sino echar la vista atrás y pensar en lo que vamos a echar de menos los tordesillanos,  en los plenos y en la desagradecida labor de concejal en el Ayuntamiento,  una figura como la de Mercedes San José.

 Algunos dirán que no soy objetivo, y tienen razón, pero nadie podrá negar que tanto ella como toda Tordesillas Toma La Palabra han puesto la nota discordante y las propuestas de cambio en una legislatura donde, auditorio aparte, las mayores diferencias políticas entre el alcalde saliente y el entrante han sido las deposiciones de los perros y si entran o no entran los encierros, que no digo que no haya que tratarlo pero como la política municipal se vea reducida a eso, será imposible revertir la marcha de los más jóvenes.

Todavía recuerdo cuando me contó uno de los primeros encontronazos que tuvo con el resto de concejales, todos ellos habían recibido unos abonos para los toros de las fiestas y ella los rechazó argumentando que en Toma la Palabra estaban en contra de los regalos a cargos públicos, el cabreo del resto fue brutal y las críticas a su persona también, pero bueno, como ella dice muchas veces “está curada de espanto”. De hecho fruto de ello desde la asamblea de la formación se desarrolló una moción para impedir que los cargos públicos recibieran gratificaciones de este tipo que fue rechazada por el resto del pleno, como era de esperar. Son pequeños gestos que dicen mucho de las personas y del tipo de política que quieren seguir.

Conociéndola, probablemente, una de sus grandes frustraciones habrá sido no conseguir que el Ayuntamiento de Tordesillas mueva ficha para hacerse con el Hospital de Mater Dei, cuando además, la gran parte del trabajo ya había sido hecha por corporaciones anteriores, curiosamente, en su mayor parte del PSOE, pero la mayoría absoluta del alcalde saliente fue como una losa en ese aspecto, como en otros, de hecho hasta tuvo problemas para colgar la bandera contra la violencia de género el último 8M teniéndola que pagar de su bolsillo cuando hasta la diputación presidida por el PP la ha colgado, debe ser que hay dinero para todo menos para eso.

Pero no todo han sido desilusiones, todavía me acuerdo de lo contenta que estaba el día que Aimar, un joven tordesillano con discapacidad, pudo volver al colegio gracias a haber conseguido que el CEIP Pedro I tuviera un servicio de enfermería para su aula sustitutiva, un servicio que dicho sea de paso cualquier colegio como es el Pedro I debería tener. Fue una alegría conseguida fundamentalmente gracias a la dignidad de la familia de joven, con Remedios, su madre a la cabeza pero dónde Mercedes se volcó presentando mociones y organizando concentraciones para captar la atención de la prensa. Tampoco se puede olvidar en este asunto a los diputados de Toma La Palabra en la diputación o a Virginia Hernández, alcaldesa de San Pelayo, quienes también batallaron lo suyo al respecto, y por supuesto, al procurador de Izquierda Unida en Cortes, José Sarrión, quien saliéndose, una vez más, de la forma tradicional y encorsetada de hacer política consiguió sacar los colores al consejero y obligarle a comprometerse a garantizar el servicio (ya con eso hizo más por Tordesillas que el resto de procuradores regionales).

Dudo mucho que en los actuales partidos de la nueva corporación municipal batallaran por lo que consideran justo como ha hecho Mercedes, solo por ello creo que merece un reconocimiento.

martes, 28 de mayo de 2019

¿Qué ha pasado?


¿Qué ha pasado? Esta fue la sensación que muchos tuve al ver como Carmena perdía la alcaldía de Madrid, todo un símbolo de las alcaldías del cambio que cristalizaba así, una realidad que era predecible: que la galaxia PODEMOS (partidos y confluencias surgidos debidos a su efecto, estuvieran ellos dentro o no) iban a tener un retroceso.

Una vez más la cuestión es el por qué. Sin duda hay aspectos de carácter localista, de gestión, y habrá que analizar cada lugar, pero hay un hecho que, en mi opinión, es indiscutible: el periodo de impugnación abierto con el 15M, y que tuvo su cristalización electoral con el surgimiento del partido morado y posteriormente con fórmulas electorales abiertas al ciudadano, se ha cerrado o se ha ido cerrando poco a poco, aún así todavía pueden quedar fisuras. La ciudadanía ha recuperado la confianza en los viejos partidos y sobre todo en el gran partido institucional de España, como es el PSOE.

A esto, en mi opinión, hay una excepcionalidad como es el conflicto catalán, pero es una excepcionalidad que a la larga ha contribuido a afianzar y movilizar, por lo menos en el resto del estado, las posturas y partidos cómodos con y para él sistema, así como a contribuir en Cataluña a la pérdida de una alcaldía como la de Barcelona por parte de Colau ante el avance del independentismo.

No se puede, tampoco, desdeñar la estrategia. De hecho, PODEMOS y sus confluencias, han pasado de querer asaltar los cielos huyendo de las dinámicas tradicionales de los partidos a jugar constantemente por el poder interno y “apuñalarse” unos a otros generando, además, divisiones. Madrid, tanto comunidad como Ayuntamiento, ha sido la gran pantalla en este aspecto, pero han sacudido a organizaciones similares a lo largo de todo el territorio español. No obstante, y dicho sea de paso, creo que sería un error achacar la pérdida de Madrid capital a esta división, pues, siendo, en mi opinión, estratégicamente un error la candidatura de Más Madrid, lo cierto es que la bajada de participación en los barrios del sur, que apoyaron a Carmena en las anteriores elecciones, puede denotar factores de otro tipo.

Aun así, no hay que caer en el pesimismo (y lo digo yo, que tiene valor doble) pero hay que ser consciente de que la estrategia tiene que cambiar, de asaltar los cielos a guardar las trincheras y a avanzar en los lugares que se pueda. Tal y como le decía a un conocido mientras disfrutábamos de cerveza en las fiestas de San Miguel del Pino, la izquierda va a caer pero no obstante electoralmente estaremos mejor que hace 4 años, y así es: Cádiz y Zamora siguen gobernados por la izquierda, se puede condicionar muchos gobiernos locales, autonómicos y hay 42 diputados en un congreso sin mayoría absoluta que pueden orientar la política de gobierno hacia necesidades sociales.  Eso sí, hay que ordenar ideas y ver que queremos ser de mayores, PODEMOS tiene mucho que pensar, pero también IU y en cada uno de los territorios cada una de las confluencias, sabiendo que el territorio es muy plural, y que lo que funciona en Madrid puede no funcionar en Valladolid.

domingo, 31 de marzo de 2019

Despoblación, Ordenación del Territorio y Mentalidad... Las claves de la España Vacía


Hoy, que parece que hay una preocupación real en la ciudadanía por las áreas más deprimidas, no sé si inducida interesadamente por los medios de comunicación, y que fruto de ello los partidos políticos lo han puesto en sus agenda políticas, lanzando propuestas de todo tipo, cabe señalar que este no es un fenómeno “nuevo” sino que es la consecuencia de un modelo de desarrollo y de muchos años de inacción alrespecto.

Tampoco es un fenómeno que no haya sido antes estudiado y analizado, así como afrontado por las administraciones públicas y la sociedad civil, con mayor o menor éxito, y alejados del foco mediático actual: Los grupos de acción local, diferentes planes regionales, foros de debate al respecto o todo el flujo de fondos estructurales de la Unión Europea que han tenido en su ejecución un impacto desigual.

Todas ellas son cosas que hay que tener presente para desarrollar estrategias futuras, que a buen seguro deben ser multiescalares, es decir desde lo más cercano (municipio, comarca…) hasta estrategias de la propia Unión Europea, deben ir en la línea de la equiparación de derechos de los habitantes vivan donde vivan y deben tratar de revertir, o cuanto menos paliar, la dinámica demográfica de flujos entre el medio rural y el urbano así como el envejecimiento y la masculinización.

Como se hace eso es la gran pregunta y dependerá de la situación particular y los recursos de cada territorio, aun así la respuesta debe estar alejada del buenismo señalando claramente que para que el medio rural deje de agonizar se debe producir una descentralización de los recursos de las ciudades a las áreas deprimidas, y eso solo se puede hacer a través de una ordenación del territorio que dote a las comarcas de capacidad y se opte por esta unidad administrativa como base para la ordenación de los servicios.

Posiblemente así fuera mucho más fácil coordinar planes de desarrollo entre personas que comparten lazos sociales más allá del municipio y generar economías de escala basadas en la puesta en valor de los recursos propios, lo que unido a una red de servicios fuerte en el medio rural: educación, sanidad y dependencia (la cual en lugares con gran envejecimiento puede ser un foco laboral importante así como una ayuda para mantener población pues impediría que mucha gente mayor tuviera que emigrar) podría contribuir a generar el dinamismo necesario para rehabilitar demográficamente estas zonas.

Ahora bien, hay que tener en cuenta otro factor como es el cultural, desde mi punto de vista el más determinante y el que más daño hace a los pueblos. Vivimos en una cultura urbana, dónde la ciudad es vendida como el lugar dónde están las oportunidades y “la vida”, mientras que el medio rural es algo visto en contraposición a esto, y eso es lo más difícil de cambiar porque el cambio de mentalidad colectiva es un proceso a largo plazo dónde hay que tocar muchas cosas, desde la educación hasta los medios de comunicación…

miércoles, 6 de febrero de 2019

Moción para visualizar y normalizar la igualdad de género y la diversidad sexual en Tordesillas


En el último pleno del Ayuntamiento de Tordesillas se presentó una Moción que pretendía caminar hacia una mayor normalización de laigualdad de la igualdad de género y de la diversidad sexual. Si bien salió adelante, gracias a los votos de Tordesillas Toma La Palabra y del PSOE, hubo una serie de argumentos que me veo en la obligación de rebatir desde mi humilde posición.

En primer lugar, por parte del portavoz del PP, se insinuó que era una moción “tipo” diciendo, además, que la moción no iba a cambiar nada, y por parte del Alcalde directamente se dijo. No, no es una moción tipo, de hecho la realicé yo mismo sentado en la silla de mi habitación, con mi portátil, con portales jurídicos abiertos y con informes de diferentes asociaciones mientras escuchaba Vetusta Morla y me comía una tableta de chocolate entera. Posteriormente se la presenté a la asamblea de Tordesillas Toma La Palabra y ellos tuvieron a bien presentarla en pleno. Personalmente no tengo nada en contra de las mociones tipo, muchas veces muestran problemáticas y situaciones que son comunes a muchos municipios y que está bien que se posicionen conjuntamente, pero no es el caso, de hecho si así fuera habría mociones similares presentadas en otros municipios y no las hay. Pero, me parece curioso, que el Partido Popular de Tordesillas eche en cara a otras formaciones que presenten mociones “tipo”, pues fueron ellos los que presentaron una moción para agradecer la labor de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Cataluña, siendo una moción que se estaba presentando en toda España y que, desde luego, no cambió la vida de los tordesillanos y tordesillanas en nada. Pero bueno, se ve antes la paja en el ojo ajeno...

Pese a la diferencia de voto, me hace gracia que las posiciones fueran muy similares, lo cual indica la necesidad de un discurso ambiguo antes de tomar cualquier posición, a unos para que no se les achaque que no se ha hecho nada (cosa que en la parte expositiva no se dice, de hecho se señala que se han realizado actuaciones) y a otros para poder abstenerse (ponerse de perfil). Y es que, ambos señalaron que todo se hace, así que me voy a dedicar a desgranar cada uno de los puntos propositivos de la moción:

1. El Pleno del Ayuntamiento de Tordesillas rechaza cualquier posición que suponga una regresión de derechos del colectivo feminista y el colectivo LGTBI

Ante este punto el Partido Popular señaló que es evidente el rechazo del Pleno puesto que los concejales han tenido que jurar la constitución. Personalmente pienso que, si es evidente (y todo se hace, no hubieran tenido ningún problema en votar a favor. Pero es que, tal y como se señala en la parte expositiva de la moción, a lo largo de la democracia se han ido realizando y reformando leyes para que esa “evidencia” fuera tomando forma legislativa y no quedar como un deber más que no se cumple dentro del Título I de los Derechos y Deberes fundamentales. A veces da la sensación de que hay que explicar que el marco jurídico español no terminó solo en la aprobación de la Constitución.

Pero no está de más señalar, cual es la posición de un pleno, como lugar dónde se encuentran los representantes de los vecinos, ante posiciones de recorte de derechos y libertades. De hecho, en el Pleno de Tordesillas se han aprobado otras mociones para marcar posiciones sobre ciertos temas: en defensa de la Sanidad Pública, a favor de los Servicios Públicos … (es verdad que sin el apoyo del PP), de reconocimiento a la Junta de Castilla y León, o la misma señalada antes de felicitación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (y dicho sea de paso, el tema de los servicios públicos y la sanidad nos afecta mucho más).

Pero, además, a la vista de los datos expuestos en la parte propositiva sobre muertes, porcentajes de diferencia dependiendo el género entre titulares de plazas en la universidad o casos de bullying, queda claro que existe una necesidad de seguir combatiendo eso porque no se cumple al cien por cien lo relativo a la garantía de derechos y libertades. Por lo tanto, se entiende, y tal es el espíritu de la moción, que hay que seguir empujando en una mayor normalización de la igualdad de género y el colectivo LGTBI. Y en Tordesillas, también, pese a que el Portavoz del PP diga que aquí no se da esa problemática,desde luego no hay muertes al respecto, pero hay actitudes machistas, ( ha habido denuncias relativas a la igualdad de género) y hay actitudes homofóbicas como en toda España, no somos una isla, y para verlo solo hay que levantar los ojos muchas veces, si no lo ha visto, un día le señalo algunas que se notan.

2.Desde El Ayuntamiento de Tordesillas se organizarán actos para visualizar la igualdad de género y la diversidad sexual tanto en sus días conmemorativos como en los días previos, con, entre otras actuaciones: concentraciones, la puesta de la bandera de los colectivos en cuestión en el palco del Ayuntamiento, exposiciones que sensibilicen sobre estos temas, muestras de cine...

Tanto el alcalde, como el Partido Popular, coincidieron en que todas estas cosas, salvando lo de la bandera, ya se hacen. Por partes:

En el tema de la bandera, que personalmente no considero muy importante pero es una forma de visualización y normalización (que repito, es el espíritu de la moción), el alcalde señaló que es que ningún colectivo se lo había pedido, hombre, dado que el es del PSOE se le presupone cierta sensibilidad sobre algunos temas, además con acciones que han sido noticia en otros municipios y seguro que ha oído hablar de ellas. Pero, es cierto, no se le ha pedido, así que me comprometo a ponerme en contacto con esos colectivos o a ser yo mismo quien le lleva la bandera para que pueda poner en el Ayuntamiento.

Sobre todo lo demás (concentraciones, exposiciones, muestras de cine...) decir que el Ayuntamiento ya lo organiza en el entorno de los días conmemorativos, es mentira. Primero, porque las concentraciones las solemos organizar vecinos y vecinas de manera altruísta (y sé de lo que hablo, porque yo he estado en grupo que lo ha hecho unas cuantas veces...) e invitamos a los concejales (sólo faltaba), así que el Ayuntamiento no lo suele organizar la mayoría de las veces (aunque, repito, la parte expositiva de la moción reconoce las acciones realizadas al respecto, no se dice que no se haya hecho nada). Además siempre han sido concentraciones relativas al feminismo. Y sobre el resto de actuaciones señaladas (que pueden ser más), no reconozco muchas charlas, muestras de cine o exposiciones en el entorno de los días conmemorativos. Si que es cierto, que la Diputación de Valladolid realizó una exposición por los pueblos sobre visualización LGTBI a través de un convenio con la Fundación Triángulo, y que en Tordesillas hubo una exposición en las Casas del Tratado, pero no es algo normalizado (que es de lo que se trata), ni fue en el dia conmemorativo. Osea, que estas cosas, por norma, no se hacen, salvo que lo organicen desde fuera del Ayuntamiento.


3. Aumentar la muestra de bibliografia feminista y LGTBI en la biblioteca del municipio y habilitar un espacio en esta para su consulta.

En lo relativo a este punto, se señalaba en la parte expositiva que había que aumentar la muestra, es decir, se reconocía que ya existía. Por lo tanto no decía que no hubiera libros al respecto como se insinuó, ni tampoco se decía que no estuvieran ordenado según la clasificación universal (se presupone, más aún en una biblioteca como la de Tordesillas, que dicho sea de paso, está muy bien gestionada). Se trataba, como repito es uno de los objetivos de la moción, de que se de visibilidad a esta literatura, tal y como se hace con los libros dedicados a nuestra Reina Juana (gran figura histórica para explicar el maltrato a la mujer), que tienen un espacio especial habilitado y con gran visibilidad para todo el mundo, y eso no se hace. Se trata, quizás, de un mecanismo de “discriminación positiva” (cosa que ya se hace con nuestra Reina), algo con lo que el PSOE estará de acuerdo si ha aprobado la moción y tiene presente que la Ley de Igualdad, que promovió Rodríguez Zapatero, tiene ese componente.


4. Se establecerá un contacto fluido y continuo con asociaciones feministas y LGTBI para colaborar en la organización de actividades y eventos.

Sobre este punto, hay que aclarar que, cuando estaba tratando la moción me advirtieron que el PP se iba a acoger a un clavo ardiendo. Señaló que es que no existen asociaciones feministas y LGTBI en Tordesillas … La respuesta es lógica, pero produce bochorno tenerla que dar: “Pero sí en Castilla Y León”, y además son muy accesibles, más que nada porque asociaciones de ambos colectivos ya han estado en el municipio realizando acciones y actos.



Quería aclarar esto, para quien quiera leerlo. A pesar de que se ha aprobado, se trata de una anécdota más que, para los que seguimos un poco la gestión municipal y la actuación de los concejales (aunque en Tordesillas nos conocemos todos y no voy a negar mi cercanía la izquierda), define muy bien lo que ha sido la legislatura, con una mayoría absoluta, que ha permitido centrarse en la gestión más convencional (aceras, arboles, preparar las fiestas...) sin aportar grandes cambios, y un Partido Popular queriendo ser “Califa, en lugar del Califa”, es decir, queriendo ocupar la alcaldía pero sin grandes propuestas y haciendo una oposición con temas del tipo “la mierda de los perros en la acera” (con perdón), que si bien es molesta, no soluciona los problemas del municipio.

Los concejales tienen la oportunidad de realizar normativas y proyectos que vayan en beneficio de los vecinos y vecinas, en este caso en beneficio de la igualdad, no sólo vale con ir a concentraciones organizadas por la gente de la calle y subir fotos dando a entender que las ha organizado el concejal o partido en cuestión (como ha pasado más de una vez), no, se demuestra poyando mociones como esta y no poniéndose de perfil como ha hecho el Partido Popular.


jueves, 24 de enero de 2019

Un sector estratégico: La Dependencia


Cuando se habla de fijar población, siempre nos fijamos en ese tramo de edad que falta en los pueblos, es decir, la juventud, pero no hay que olvidar que quienes viven en estos actualmente son, fundamentalmente, personas mayores, personas que necesitan una serie de cuidados, de ahí la importancia en invertir en la sanidad rural, pero, es importante otra serie de servicios que en su planificación no costaría tanto poner en marcha o aumentarlos, y significaría un importante campo de trabajo para mucha gente: la ayuda a la dependencia

Desde luego que hay que invertir para fijar población jóven en los pueblos, y costará mucha inversión y proyectos innovadores a medio largo plazo, pero dado que los pueblos están tan envejecidos a corto plazo hay que trabajar porque esa gente mayor siga en ellos, porque además, si una persona mayor se va del pueblo, no solo se va él, sino toda esa familia que deja de ir a visitarla. Así que el impacto negativo sobre el dinamismo del pueblo es múltiple.

En este sentido, me gustaría contar (y no me gusta mucho hacerlo) una anécdota personal. Una de las últimas veces que coincidí con mis primos en el pueblo de mi madre, aprovechando las fiestas del este y visitando las peñas de vino en vino, uno de ellos me dijo unas palabras que no se me han olvidado “¿Tú no crees que la abuela podría haber aguantado más tiempo en el pueblo antes de irse a la residencia? Estaba bien, sólo necesitaba ayuda”.

Para que lo entendáis mi abuela es la abuela perfecta para los nietos, nunca tenía una palabra mala y, salvando que la señora es muy católica, no la pongo ninguna pega. Todavía recuerdo cuando íbamos a visitarla al pueblo y abría la puerta recibiendo ese impacto de calor que salía de la gloria de leña, ella miraba quien entraba y en cuanto me veía decía: “¿pero quien ha venido?” y ya acudía yo a que me diera un “saco” de besos. La señora no callaba, además cantaba muy bien, pero me obligaba a escucharla, mientras que yo quería irme a tirar de alguna alpaca, a ver las gallinas o a empaparme en la fuente. Su vida pasaba tranquila, veía la tele y se iba a caminar con las amigas. En verano ampliaba su actividad socializante saliendo por la tarde noche “al fresco”. Pero sus amigas se acabaron yendo persiguiendo a sus familias o a sitios con mejores servicios y la señora empezó a tener achaques propios de la edad, así que ella pidió irse a una residencia... Pero yo estoy seguro de que con un buen servicio de dependencia (limpieza en casa, que supervisaran las medicinas o un servicio de comida a domicilio...) mi abuela podría haber seguido algún año más en el pueblo. A mí no me importa que esté en una residencia, ella es feliz, pero cuando me dejo caer, de milagro, por el pueblo de mi madre noto como si me faltara algo...

viernes, 18 de enero de 2019

De la ilusión a la desilusión


Siempre he sido muy descreído a la hora de votar, quizás porque he tenido ideas muy contradictorias durante gran parte de mí, quiero pensar, joven vida, posiblemente debido a lo que llamo “ideologización  forzosa” por parte del “pecero” de mi padre, que me inculcó desde pequeño una conciencia de clase,  y a desarrollarme en un entorno social muy conservador, del cual para nada renuncio, voté, por primera vez con ilusión, hace 5 años, en las europeas del 2014, fruto, también, de profundas reflexiones que tuve durante mis años cursando Geografía, y es que a mis profesores les encantaba hacernos pensar, y entre los compañeros nos picábamos a ver quién leía más libros marxistas.

Recuerdo, entonces, la ilusión de votar a Pablo Iglesias, porque no voté a PODEMOS, voté al chico normal, que vivía en Vallecas, que salía en la tele hablando de problemas de la gente de la calle, que no sonaba a esa izquierda tradicional que mucha gente rechazaba, y que hizo su lista electoral de forma totalmente abierta y democrática. Y también, debo reconocer, que voté con ganas de darle una colleja a Izquierda Unida, quien habría sido mi opción en otras circunstancias, aunque de forma poco ilusionante.

Después de eso vinieron otras elecciones y mi participación en movimientos municipalistas pensando que se podía cambiar algo. Recuerdo las municipales del 2015 como un recuerdo gratificante, como el niño que descubre un mundo nuevo, pero también recuerdo todas las desilusiones que han venido después y la desconfianza por la coalición “Unidos Podemos” pensando que por el camino nos dejábamos gran parte de los logros conseguidos pero que era necesario para asaltar los cielos. Pues bien, los cielos no se asaltaron y me da la impresión que después de no hacerlo la hoja de ruta de la izquierda era hacer lo que ha hecho siempre pelearse entre ellos y hacer coaliciones electorales apelando a una falsa unidad.  

Cinco años después de que empezara el terremoto electoral generado por la irrupción de PODEMOS no reconozco aquellos proyectos con los que me ilusioné, y coincide con la caída de la figura que nos hizo replantearnos que había otras formas de hacer política en las instituciones rebasando a los partidos políticos, y sus limitaciones. Ese chico normal que hablaba con la gente normal, ya no parece tan cercano, ya no parece tan diferente al resto y desde luego, su discurso se parece mucho al de la izquierda más tradicional, que ya fracasó. Te dás cuenta, que Pablo Iglesias, no era él solo, era gente como Luis Alegre, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa o el propio Monedero, quien es el único que se mantiene a su lado.

Hoy, puedo decir, que ya no me fío, como votante de Pablo Iglesias, ni, desgraciadamente de los partidos políticos de los que, reconozco (no sé si con vergüenza), empecé a fiarme en 2015. Y hoy, desgraciadamente… me planteo, por primera vez, no votar… cosa que había hecho ilusionado y no ilusionado.

lunes, 3 de diciembre de 2018

De pronto surge VOX


Las elecciones andaluzas han sido un verdadero terremoto político, dónde lo más llamativo ha sido la entrada de VOX en el parlamento. Se trata de que un partido, ubicado más a la derecha del PP se institucionaliza.

Desde ciertos sectores de la izquierda no se ha querido ver  que hay una parte de los españoles que se siente identificado con muchos de los principios de VOX, y que la deriva mediática del último año (y más) está haciendo que se movilicen. Hay una parte de España que cree en el centralismo, y que se moviliza cada vez que Cataluña “ruge”, que no ve con buenos ojos la inmigración, y que en algunos casos la sufre (porque aunque es necesaria para el rejuvenecimiento de la sociedad española, una inmigración mal gestionada genera impactos negativos), que cree que con la muerte del dictador se cerró una etapa, que tiene firmes valores conservadores que siente amenazados ante el despertar “feminista”, o la lucha de los derechos LGTBI y que siente amenazadas actividades que les gustan como la caza, la tauromaquia o la pesca. Se podría decir, que, en general no ve con buenos ojos la España diversa y la pluralidad.

Esa España existe, ha existido siempre, posiblemente antes se decantaba, y en parte se sigue decantando, por partidos mayoritarios que abarcaban un gran abanico dentro del espectro ideológico. Pero ahora tanto la izquierda como la derecha se han fragmentado y hay más variedad dónde elegir. Los motivos que haya para  tener simpatía por VOX pueden ser muy variados, a mi parecer. No todo el mundo compartirá todos, y desde luego no creo que la mayor parte de esta gente que pueda tener cierta “conexión” con VOX sea un fascista. Yo analizo gente cercana a mí a los que les pueda llamar la atención este partido en un momento dado, y me cuesta verlos como “camisas negras”. Quizás por eso no entiendo el discurso de Pablo Iglesias, llamando a hacer un frente antifascista. Mas aún cuando si analizamos los datos ¿Cuál ha sido el voto total de gente que se ha decidido por VOX? Un 10% de la gente que ha votado, con un 41% de abstención, sin duda es una subida notoria respecto a elecciones anteriores, pero hay que tenerlo en cuenta, como hay que tener en cuenta, e Iglesias no lo tuvo, ese retroceso de votos de la izquierda que se fueron a la abstención y que permitieron, que al votar menos gente, VOX tuviera más opciones. Pero ¿para qué hacer autocrítica? Parece que prefiere polarizar el panorama político para dar alas a lo que quiere combatir.

Hay que darse cuenta, por lo tanto, que en España hay un partido más con unos votantes que ya estaban ahí. Que representa una desafección por lo que ya había, como en su momento lo representó PODEMOS (y sigue representándolo), pero que al contrario que hace 4 años, cuando entró el partido de los círculos en juego, hoy, en la agenda mediática no manda la problemática social derivada de las consecuencias de la crisis, que podía beneficiar a la izquierda, sino la confrontación identitaria entre la España centralista y la Cataluña independentista dirivada de unas posiciones irresponsables entre el nacionalismo catalán y la derecha española, dónde ambos se han subido atrapando a la izquierda estatal, que se ha visto con el "pie cambiado"

Es interesante, además, ver la geografía del voto para poder analizar su distribución, y darnos cuenta de que la inmigración también ha sido importante en algunos núcleos. Es cierto, que como ahora mismo en España no es porcentualmente muy alta, independientemente de la percepción, no representa un gran motivo de alimento en votos para VOX salvo en aquellos lugares dónde si que es más significativa. Y personalmente no hay que olvidar, desde la izquierda, esta perspectiva, porque la inmigración deberá estar, necesariamente, presente en nuestro país. No solo por todos los conflictos internacionales y la pobreza del tercer mundo, sino por necesidad propia de rejuvenecimiento de nuestra pirámide demográfica.

Seguramente han entrado en juego los avances en igualdad social, es decir la equiparación de derechos de las minorías o más concretamente las manifestaciones que generan, haciendo que en un sistema desigual haya gente que al avanzar en igualdad crean  ver amenazado su status. Desde luego, estos avances no deben parar, pero si que es conveniente que los repensemos. Porque al final en muchos de estos movimientos como el colectivo LGTBI o las luchas feministas, la derecha clásica o liberal ha encontrado cierto acomodo y los utilizado para promocionarse, mientras que, probablemente, ahora, no van a tener ningún problema en pactar con quienes están en contra de las manifestaciones y políticas que han conllevado estos avances. Posiblemente porque en estas la izquierda no ha incidido lo suficiente en que estos reclamos están unidos a la tradicional lucha de desigualdad social generada por el sistema y no se ha reivindicado lo suficiente una memoria colectiva al respecto.

Estas son algunas reflexiones que me he hecho durante el día de hoy, alimentadas por percepciones que llevo teniendo mucho tiempo, y que muchas veces ni escribo ni digo, porque no se me llame o machista o racista o cenizo, pero bueno, hoy me he lanzado después de escuchar discursos alarmistas, o pesimistas o todo lo contrario, esperanzados.